Sé lo que es pasar por la gran mayoría de los síntomas de ansiedad.  Estuve varios años sufriendo taquicardias, mareos, ahogos, tensión muscular, presión en el pecho,… y hasta estuve casi un año sin salir de casa por agorafobia.  Mi vida se detuvo.  Pero todo empezó a cambiar cuando descubrí que la “cura” no estaba en la medicación (la cual ayuda y no hay que dejarla sin consultar a un médico), ni en luchar contra la ansiedad.  La salida del túnel la encontré cuando descubrí, que la ansiedad no era el problema.  La ansiedad era el síntoma.  ¿Síntoma de qué?.  De que tenía un montón de creencias erróneas, de apegos absurdos y le daba importancia a cosas que realmente no las tiene.  Cuando me deshice de todo ello, la ansiedad desapareció. De aquello hace ya 8 ò 9 años, y desde entonces no he vuelto a tener ansiedad.
Con este Blog no pretendo enseñar la fórmula mágica para superar la ansiedad.  Un buen psicólogo/a os ayudará a ello.  Lo que pretendo es mostrar todo aquello que a mí me sirvió en un momento dado, por si a alguien le pudiese ser de utilidad.