Aceptar lo que sentimos es sentarnos a nuestro lado. Si rechazamos nuestro sentir es cuando nos ponemos en contra de nosotros mismos.  En la ansiedad estamos constantemente sintiendo, y no me refiero sólo a los síntomas.  En este camino de salida de la ansiedad, no podemos olvidar nuestro interior que es, al fin y al cabo, de donde todo emana. 
Es por ello que en este enlace de Sendero a tu Interior os dejo unas reflexiones sobre el ” Miedo a sentir “.