Para ser realistas, controlar la ansiedad no es la actitud adecuada para salir de ella.  Todo control implica una tensión, y detrás de toda tensión, siempre hay una ansiedad.  Sería por tanto una añadidura por nuestra parte, un echar más leña al fuego.
Aquí os dejo de forma muy resumida los términos, que la experiencia me dice, que son válidos para salir de la ansiedad. 
 De la ansiedad se sale con corazón e inteligencia, no con la fuerza.