photo-1445295029071-5151176738d0

9 PREGUNTAS SOBRE ANSIEDAD

Tener bien claras una serie de cuestiones sobre la ansiedad, nos puede ahorrar un gran sufrimiento. 
Espero que las siguientes respuestas puedan ayudarte de la misma manera que me ayudaron en su día.
¿ Me puedo morir debido a la ansiedad ? Rotundamente NO. La ansiedad no puede ocasionar ningún daño físico ni mental ¿Por qué? Sencillamente porque es un sistema de defensa, su única razón de existencia es esa. Es como si genéticamente viniésemos a este mundo con un guardaespaldas incorporado encargado de nuestra supervivencia, es decir, su principal función es que sigamos vivos. Justo lo contrario a morir. El problema surge cuando ese guardaespaldas tiene un exceso de celo por hacer bien su trabajo. Esto es, actúa cuando no es necesario que lo haga, tratando de meternos en un búnker para que no nos pase nada. Por lo tanto la cuestión no es si me voy a morir o no, la cuestión es educar a ese guardaespaldas para que sólo actúe cuando deba. 

¿ Me puedo volver loco por tener ansiedad ? Esa pregunta me la planteé en innumerables ocasiones durante bastante tiempo. Así que un día me armé de valor y se lo pregunté directamente al psiquiatra “Doctor ¿estoy loco?” Su respuesta fue muy clarificadora y me tranquilizó mucho. Me contestó “un loco no pregunta si está loco, no tiene esa duda” y a continuación me explicó que la ansiedad nada tiene que ver con la locura.   ¡Y claro! eso también concuerda con lo que hacen los médicos cuando llegas a urgencias con una crisis de ansiedad, te reconocen y cuando ven lo que es, básicamente te meten una pastilla bajo la lengua y te mandan para casa. Si la ansiedad fuese peligrosa para la persona o para los demás, no se limitarían hacer eso ¿verdad? Así que tranquilo/a, mezclar la ansiedad con la locura es como tratar de mezclar el aceite con el agua. Son dos cosas muy distintas. 

¿ Debido a las palpitaciones me puede dar un infarto ? Ese fue uno de mis mayores miedos debido a que la taquicardia fue siempre mi síntoma estrella, y temía que me ocasionara algún problema cardíaco. Así que fui a un cardiólogo y tras su reconocimiento le planteé precisamente esa pregunta. Me dijo que para el corazón, como órgano, la taquicardia de la ansiedad en nada le afecta, que era como si hiciese deporte ¡Y tiene sentido! El miedo prepara el cuerpo para la lucha, y en toda lucha física los músculos necesitan más sangre, así que el corazón lo único que está haciendo es lo que el guardaespaldas le ha dicho que haga. Y eso es la taquicardia. Sólo es eso. 

Si siento un síntoma ¿ algo va mal en mi cuerpo ? Fui un gran hipocondríaco, así que cada vez que aparecía lo más mínimo, aunque sea una nueva peca, para mi era una enfermedad mortal. Y claro, sufría enormemente, me angustiaba hasta el punto de llegara tener crisis debido a ello. Lo que me ayudó a salir de ahí fue la auto-observación, terminando de darme cuenta de que el “¿y si..?” se trataba sólo de un pensamiento, no una realidad. Por lo tanto el problema no era mi salud, sino mi pensamiento.  Aprender a auto-observarme con neutralidad e imparcialidad, sin juzgarme, sin responder al pensamiento… fue uno de esos puntos claves para salir de la hipocondría. Ver al guardaespaldas cómo también estaba pendiente de mi salud… cómo me alertaba…  y terminé por comprender que él no había estudiado medicina. Así que deja de discutir con el guardaespaldas sobre medicina porque ¡él no entiende! ni tú tampoco. Para eso están los médicos. Repito, en la ansiedad el problema no es la salud, es el pensamiento. 

¿Puedo llegar a perder el control y hacer daño a alguien debido a la ansiedad? NO. Esa sensación, ese miedo lo tuve en muchos momentos con bastante intensidad y como mucho lo que terminaba haciendo era salir corriendo. Esto igualmente se lo llegué a plantear al psiquiatra. Me dijo que en la ansiedad nunca se pierde la capacidad de pensar, y aunque aquello no terminó de quedarme claro, cuando con el tiempo fui ahondando en la auto-observación, comprendí lo que quiso decirme. Me di cuenta de que efectivamente siempre era 100% consciente en esos momentos. Simplemente en esos instantes lo que sentía era otro tipo de miedo (el de hacer daño). Además y viéndolo con objetividad, una persona que siente miedo de hacer daño a otra precisamente no le va hacer daño, de lo contrario no sentiría ese miedo.  O sea, que la realidad es justa la contraria a la sensación que tenía. 

¿Soy una persona débil, errónea o distinta a los demás por tener ansiedad? Tampoco. No somos débiles, porque precisamente llegamos a la ansiedad por haber sido excesivamente fuertes. No somos erróneos porque no nos falta nada, en todo caso lo que nos sobra es la “fe” que le tenemos a nuestros pensamientos. No somos distintos a los demás, tener un problema con la ansiedad afecta a más del 20% de la población. O sea, que de cada diez personas que conozcas o te cruces por la calle, aproximadamente cuatro lo tienen, lo que ocurre es que todos tratamos de desimularla, por eso no solemos damos cuenta de quién la tiene y quién no. Además, según estudios, las personas con ansiedad suelen ser más inteligentes y sensibles que el resto, así que si en algo somos distintos… no es por algo negativo. 

¿ Me puedo asfixiar cuando siento que me falta el aire ? NO. Aunque sobre todo en las crisis tengamos esa sensación, es IMPOSIBLE que nos ahoguemos ¿Por qué? pues porque precisamente estamos haciendo lo contrario, tomar más aire del que necesitamos. No olvides que en la ansiedad, estamos en modo lucha. Así que para tu sistema respiratorio, es como si estuvieras corriendo para salvar la vida. Por eso respiramos tan rápido en esos momentos. Lo que ocurre es cuando tomamos más aire del que necesitamos, tenemos la falsa sensación de que nos falta. Como todo en la ansiedad… nada es lo que parece. Recuerdo que cuando leí esto por primera vez me tranquilizó mucho, y tenerlo presente en las crisis rebajaba mi estado de alerta. 

Cuando siento desrealización o despersonalización ¿puedo llegar a salirme de la realidad? NO. Recuerda que en la ansiedad siempre se es 100% consciente.  Nunca dejas de estar en la realidad y la prueba de ello es que si no estuvieras en la realidad, no te darías cuenta de que sientes desrealización. Así que sólo se tratan de sensaciones, no de un hecho. Sé que asusta, esos fueron los síntomas que más me costaron superar, pero era sólo por el miedo que les tenía. Comenzar a tratarlos como unos síntomas más me ayudó bastante. 

¿Soy un enfermo mental por tener ansiedad? NO. Y no lo eres sencillamente porque la ansiedad no es una enfermedad. No estás enfermo. Y la prueba de todo ello es que cuando las personas APRENDEN a corregir aquello que les estaba generando la ansiedad, ésta desaparece, puedes verlo en los Testimonios de Superación. Los aprendizajes y el darse cuenta de determinadas cosas, por sí mismos, no curan enfermedades. Así que la ansiedad no es una enfermedad.

 

Recuerda:

En la ansiedad nada es lo que parece.

Somos más que pensamientos.