Causas de la ansiedad

ansiedad

Cada persona es única e irrepetible, esto hace que cada cual tenga sus propias razones por las que tiene ansiedad. Personalmente, me ayudó bastante comprender cuáles fueron los motivos que hicieron surgir mi ansiedad, ello me hizo comprenderla y comprenderme. En el presente apartado abordaré algunas de las causas más importantes.
La herencia, tiene influencia hasta cierto punto, no se hereda la ansiedad propiamente dicha. Lo que sí parece heredarse, es cierta facilidad para tener determinadas reacciones físicas (tensión, hiperventilación,…), lo cual hace que sea más fácil que se aprenda a reaccionar de forma ansiosa. Ello no quiere decir que esa persona esté condenada a padecer ansiedad de por vida. No hay que olvidar que en el fondo, el miedo es algo aprendido y por lo tanto puede « desaprenderse ».
Otra de las causas por las que la ansiedad termina siendo un problema, es que la persona viva algún acontecimiento trágico, algo que le haya hecho temer por su vida y que rememora una y otra vez durante bastante tiempo. Esto es lo que se conoce como estrés post-traumático.
En otras personas, el origen de su ansiedad se basa en el miedo al ridículo,a que los demás piensen mal de ella, a dar una imagen de debilidad o fracaso. Consideran insoportable dar ésa imagen a los demás, así como, que éstos perciban los síntomas de la ansiedad. Para éstas personas, las relaciones sociales son un auténtico calvario, terminando inclusive por evitarlas lo máximo posible. Una buena pregunta que puede hacerse y así ahondar en las causas de la ansiedad, es ¿por qué me importa tanto la imagen que doy a los demás? Cada cual tiene su propia respuesta y sus propios motivos.
De igual manera, la ansiedad puede surgir cuando hay un cambio en nuestras vidas, al que no conseguimos adaptarnos, el fin de una relación sentimental, problemas familiares, un despido laboral,…
Así mismo, la ansiedad puede desajustarse debido a la acumulación de pequeños problemas o a la aparición de un problema importante. Unos elevados niveles de estrés mantenidos durante mucho tiempo, pueden desembocar en ansiedad.
Independientemente de la causa o causas de la ansiedad, la mente y el cuerpo terminan por acostumbrarse a reaccionar de forma ansiosa. Se adquiere el hábito de estar preocupado y como los síntomas son muy desagradables, hacen creer que algo malo tenemos o nos va a ocurrir, lo cual provoca más ansiedad, haciendo todo ello que ésta se mantenga.

Dicho todo esto, la mejor manera de saber cuáles son las causas concretas de tu ansiedad, es que un psicólogo te haga un buen diagnóstico.