El antídoto al miedo irreal no es la valentía, es la confianza en la vida. Y lo es porque lo que de verdad tememos, es el no poder controlar el instante siguiente. Lo siguientes cinco minutos, horas o días. No confiamos en que lo que nos va a llegar, precisamente por eso tratamos de controlarlo, para tratar de asegurarnos de que sea como queramos que sea. Sin ser conscientes de que nos empecinamos en controlar algo que no existe: el futuro. Y como el único instante en el que podemos actuar es el presente, lo único que hacemos es CONDICIONAR NUESTRO PRESENTE, ALTERAR NUESTRO PRESENTE, MODIFICAR NUESTRO PRESENTE. No voy a tal sitio por si… no hago tal cosa por si… y si… Todo ello no son más que defensas que construimos para defendernos ¿de qué? de lo que imaginamos. Nos estamos continuamente defendiendo de lo que imaginamos. Y nos imaginamos un futuro negativo porque no confiamos en la vida.Pero fíjate además en lo paradójico de la situación. Construimos defensas para garantizar nuestro bienestar, para nuestro bien. Pero observa cómo lo que hacemos para estar bien, hace que precisamente estemos mal. Observa tus defensas ante la vida. Obsérvalas, detente, párate de verdad a observarlas. Hazlo sin juzgarlas, sin juzgarte, sin analizarlas ni recriminarte. Hazlo de una manera neutra e imparcial durante horas y días, el tiempo que necesites. Posiblemente ése sea el ejercicio más potente que puedas hacer. Y lo digo así de seguro porque esa autoobservación fue uno de los grandes pilares que me hizo salir adelante. Observa los barrotes de tu celda y date cuenta de todo lo que has construido para defenderte de la vida.Lo que sí existe son esas defensas que construimos en nuestro presente en ese valdío intento por controlar. Esto es, no voy a tal sitio por si… no hago tal cosa por si… y si… ¡¡Éso es lo que nos hace sufrir!! ¡¡Ésas defensas que construimos a nuestro alrededor son las que nos hace sentir la mayor parte de nuestra ansiedad. Y nos lo hace sentir porque de lo que realmente nos estamos defendiendo es de la propia vida, muestras ésta transcurre frente a las defensas que hemos construido.