Foto-personal


No soy psicólogo/a, ni médico psiquiatra, tampoco pretendo serlo.  Soy una persona cualquiera que, al igual que tú ahora mismo, sufrió ansiedad en su día. Mareos, taquicardias, subidas de la tensión arterial, fatiga, agorafobia y un largo etcétera que llegaron a detener mi vida. Durante siete años, creo que padecí la gran mayoría de los síntomas. Recuerdo que me sentía un « bicho raro », pues todo aquello era nuevo para mi y no conocía a nadie que estuviera pasando por lo mismo. En ese sentido me sentía muy solo, quizás por ello y siendo consciente de lo mal que se pasa, he decidido compartir mi experiencia.

De aquello hace ya unos doce años, y desde entonces no he vuelto a tener problemas con la ansiedad. Poco a poco me di cuenta que no tenía nada extraño, que lo que me ocurría tenía una explicación, y que nunca dejé de ser normal. Gracias a dos psicólogas que me ayudaron en distintos momentos, a la lectura de muchísima literatura científica sobre ansiedad, y sobre todo a un gran trabajo personal de autoconocimiento… conseguí superar la ansiedad.   

Cada persona es única e irrepetible, por lo que tiene sus propios motivos por los que padece ansiedad. Por ello pienso que, cada cual ha de descubrir SU propia fórmula mágica, para lo cual siempre y cuando te lo puedas permitir, un buen psicólogo/a es la mejor opción. Un profesional que sea capaz de conectar contigo y sientas una auténtica ayuda mediante la cual vaya disminuyendo tu ansiedad. Así mismo siempre aconsejo la práctica de la meditación y ahondar en el autoconocimiento, para mi fueron dos pilares básicos. Años después de haber superado la ansiedad, en mi estudios de Mindfulness, Desarrollo Personal y de Coaching Personal, pude confirmar que efectivamente ambas prácticas la reducían de forma progresiva.  

Por lo tanto, sólo pretendo ofrecer mi experiencia, conocimientos y formación (no sustituir la terapia realizada por un profesional), así como recopilar la mejor información posible sobre la ansiedad desde el punto de vista de la UTILIDAD de aquel que la padece. De esta manera, la página tiene el objetivo de convertirse en un punto de apoyo para aquellas personas que tienen un problema con la ansiedad. 

                                                 

Un gran saludo y…    ¡¡ muchísimo ánimo para todos/as !! 

 

Rafael López: 

– Especialista en Desarrollo Personal y Mindfulness

– Especialista en Educación Consciente y Mindfulness

– Técnico Superior en Coaching Personal

 Hola ! Soy Mª Carmen Hidalgo. Especialista en Naturopatía y Terapia Tradicional China. Al igual que tú en su día, también sentí en mis propias carnes lo que es la ansiedad. Es por ello que sé por propia experiencia que un pensamiento de preocupación o miedo, hace que nuestro cuerpo responda con una serie de síntomas físicos. 

Para los que no conozcáis la Terapia Tradicional China, os diré que hace alrededor de 4.000 años, los antiguos médicos chinos, se dieron cuenta de que las emociones mal gestionadas bloquean nuestros circuitos energéticos, y que ello deriva en alteraciones físicas y psicológicas. Por lo que la ansiedad (tal y como la conocemos) era producida por desequilibrios energéticos que tenía que ver directamente con el Elemento Agua (el riñón), y de cómo cuando éste estaba debilitado, la persona tenía síntomas asociados a un desequilibrio en el Elemento Fuego tales como: palpitaciones, temblores, taquicardias, sudoración,… y todo el rosario de síntomas que sufrimos cuando tenemos ansiedad. Igualmente se dieron cuenta de la importancia suprema que tenía la alimentación como herramienta fundamental del equilibrio del Qi y por tanto del bienestar físico y emocional.

Por otro lado, la Naturopatía occidental lleva años trabajando la ansiedad (de manera muy exitosa) desde la perspectiva de la conexión que existe entre la bioquímica de nuestro cuerpo y su repercusión en cómo nos sentimos y percibimos la vida.

Por todo ello, desde YSA somos muy conscientes de que una persona con ansiedad además de que sea atendida por un psicólogo, por nuestra propia experiencia personal sabemos que es de gran importancia tanto la meditación como el abordaje del aspecto físico, energético, nutricional y bioquímico. Porque no nos olvidemos: la mente obedece al cuerpo, y el cuerpo obedece a la mente. En resumen: somos uno.